NUESTRA
HISTORIA

PANDANÉS nace en 2017 como un emprendimiento de dos daneses, Lise y Klaus, con una misma visión: revolucionar el concepto del pan en Argentina. Hacer que este deje de ser un simple acompañamiento para convertirlo en un alimento rico, sano y nutritivo.

20
10

EL COMIENZO

Lise conoce Argentina por primera vez en 2007 y se enamora por completo, tanto que en 2010 decide venirse a vivir para acá. Con todas las complicaciones que un expatriado puede encontrar viviendo en un país ajeno, había una única cosa no podía superar: la diferencia entre el pan argentino con el pan que estaba acostumbrada a comer en Dinamarca.

Años de trabajos esporádicos, muchos cambios y aprendizaje la convencieron de que estaba dispuesta a dejar Dinamarca por Argentina, pero había algo que no estaba dispuesta a dejar: el pan. Entonces, empieza a hacer su pan danés en su casa.

El oficio del pan parece fácil, pero no lo es, requiere tacto, técnica, paciencia y, por sobre todo, oficio. Lo increíble es que sin ser panadera, el hacer pan se le daba bastante bien, así decide empezar a vender su pan con la idea de repartir partes de su cultura por la ciudad de Buenos Aires.

20
16

PRIMEROS PASOS

Gracias al apoyo de dos negocios clave: Musetta Café y Mundo Bolívar, un apart hotel en San Telmo funda en 2016 Funch Pan Danés. Un emprendimiento de un producto y una persona, todo lo hacía ella: amasar, cocinar, entregar.

Cocinaba el pan en la cocina del hotel, y usaba estos dos lugares como puntos de venta. La receta? Una receta 100% danesa, su famoso pan de centeno. Un año después, el pan se vendía muy bien, hasta tenía distintos puntos de pick up en la ciudad y algunos clientes fijos, como la embajadora de Dinamarca en Argentina.

20
17

PANDANÉS

En 2017 se cruza con Klaus. Este vió el potencial del negocio pero con la idea de hacerlo accesible a más gente. Juntos fundan PANDANÉS con el objetivo de hacer un pan de calidad, que cuide los procesos y elementos, y sea accesible en precio para todos. Así encuentran la manera de hacer un producto artesanal a gran escala y PANDANÉS llega a ser lo que es hoy: una industria artesanal con un producto de calidad que se logra no solo en el proceso de producción, sino también en la materia prima, el ambiente de trabajo y en todos los puntos de la empresa.