En Brød buscamos la esencia artesanal de un producto milenario a partir de una producción moderna. Elaboramos pan artesanal de masa madre sin conservantes ni otros aditivos que acompaña todos los días como un verdadero alimento; sabroso y nutritivo.

¡Nos vemos en la mesa!

NUESTRO PAN

El trabajo del panadero artesanal es un oficio de técnica, tacto y paciencia. Para obtener el resultado que queremos, no hay atajos. Todos nuestros panes se fermentan con masa madre y la masa reposa durante un mínimo de 15 horas a baja temperatura asegurando un proceso gradual y respetuoso del producto para llegar al pan de calidad que siempre ofrecemos en Brød.

La fermentación en frío con masa madre nos asegura un pan interesante en sabor, aroma y textura, conserva el pan de forma natural, mejora su valor nutritivo y facilita la digestión.

SIN CONSERVANTES NI OTROS ADITIVOS
PAN NATURALMENTE RICO

LA PRODUCCIÓN

Podemos mantener una producción artesanal y asegurarnos siempre la mejor calidad de nuestro pan porque nuestra producción es modular; hacemos el pan en islas de trabajo independientes (micro-panaderías), donde el mismo equipo de panaderos sigue el pan desde el amasado hasta el producto final. De esa manera hacemos el mejor pan y cuidamos del bienestar de nuestro personal. En BRØD no hay cintas industriales; hay manos en la masa.

Elaboramos pan tradicional, artesanal de carácter y calidad, todos los días de nuestro horno a su mesa, con el mejor precio y el mayor servicio.